Nombre científico: Apium graveolens. Nombre vulgar: apio, apio de huerta.

Descripción

Natural de Europa y extremo Oriente. Crece en pantanos y lugares húmedos. La planta silvestre se parece bastante al perejil. Sus hojas son compuestas, muy divididas y muy aromáticas. Las flores aparecen en umbelas y son blanco-verdosas.

Las semillas se caracterizan por poseer cinco costillitas que la recorren a lo largo.

apio

Recolección: se realiza cuando llega a los 70 a 75 días cuando está más firme y compacto posible. Es recomendable cortar las hojas con cuchillos o navajas bien afilados, evitando dañar la planta.

Propiedades

Componentes: rico en potasio, ácido fólico y vit. c, calcio, betacaroteno.

Acción: remineralizante, diurético, antibacteriano, colesterol, anti hipertensión, afrodisíaco, digestivo

Usos medicinales

* Flatulencia (gases intestinales).

* Regula el ciclo menstrual.

* Anticonvulsivo y tranquilizante (se utiliza la semilla).

Utilización

* Infusión de semillas: 1,5 gramos por taza varias veces al día.

* Polvo de semillas: 20 a 60 gramos diarios, repartidos en varias tomas.

* Tintura madre: 30 gotas, tres veces al día.

* Extracto líquido: 2 a 5 gramos varias veces al día.

Riesgos

No debe usarse en casos de afecciones renales agudas o cistitis, pues puede agravar los síntomas.

Precauciones: las embarazadas deben evitar el apio ya que puede provocar contracciones uterinas.

Un comentario

  1. Carlos Chaves Montoya

    noviembre 18, 2015 en 6:42 pm

    me gusta todo lo que es la medicina natural es muy interesante y se aprende demasiado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *