Propoleo

    



El propóleo es una sustancia resinosa que obtienen las abejas de las yemas y cortezas de las plantas ( preferentemente árboles ) y que luego procesan en la colmena, convirtiéndola en un potente agente antibiótico y antioxidante con el que cubren y protegen las paredes de la colmena, con el fin de combatir las bacterias, virus y hongos que puedieran perjudicarla, no en vano, el termino propóleo proviene del difícil Propolis que significa “defensa de la ciudad”. Su nombre propolis, el defensor de la ciudad, nos indica su principal propiedad: defendernos de los ataques exteriores

El propóleos contiene materias cuyo origen se apoyo en el sistema inmunológico de los vegetales, entre ellas, podemos encontrar los Bio flavonoides, las más activas en la función antiséptica , resinas, bálsamos (un 50%), cera de abeja (un 30%), aceites esenciales (un 10%), polen , colorantes y diversos materiales minerales: aluminio, plata, bario, boro, cromo, cobalto, estaño, hierro, entre otros, cuenta adicionalmente con provitamina A y vitaminas del familia B, especialmente la B3.

 

Por su sorprendente composición, cuenta con una reconocida batalla de propiedades medicinales entre las que destacan:

Antibióticas (bactericida y fungicida), Antivirales, Antitumorales, Cicatrizantes, Antiinflamatorias, Analgésicas, Antialérgicas, Epitelizantes, Anestésicas, Inmunoestimulantes.

¿Cuáles son las principales propiedades y beneficios específicos del propóleo? Pues entre sus numerosas aplicaciones destacan:

 

En Gañote y boca: en anginas, faringitis, laringitis, aftas bucales, Muguete y abcesos dentales da muy buenos resultados.

En las Vías respiratorias: ante los resfriados es muy útil como complemento a otras terapias.

En casos de turbeculosis pulmonar igualmente puede ser un buen coligado.

En Estómago y colon: en casos de úlcera gástrica es de gran ayuda para combatir a la germen “Helicobacter Pylori” que se cree responsable de esta dolencia.

Se han conseguido buenos resultados en algunos pacientes afectados por Diverticolitis, gastralgia, enfermedad de Crohn y diarrea de candidiosis intestinal.

En Tocología: las cándidas, llagas uterinas, inflamaciones vaginales y picazones suelen contestar muy correctamente a los lavados de propóleo diluido en agua.

Para la piel: el própolis o propóleo es fantástico en la lucha contra las infección u hongos de la piel.

En la medicina islámica era muy usado para la cura de heridas.

En el Acné funciona muy bien en forma de crema o para lavarse la cara diluido en agua.

En las irritaciones o sabañones se obtienen buenos resultados usando cremas a pulvínulo Propóleo y Caléndula.

También los sabañones mejoran mucho con la misma crema.

 

Es un poderoso agente antioxidante que ayuda a aumentar las defensas de nuestro organismo y evita el envejecimiento prematuro de nuestro organismo, previniéndonos de numerosos contagios y enfermedades.

Deja un comentario

Su email no sera publicado.

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>