Inicio Hierbas cancer Las bondades del té rojo

Las bondades del té rojo

0
42

El té rojo forma parte de las variedades de tés que surgieron a partir de procesos inventados por el hombre (en este caso, la fermentación). El origen del té rojo, también conocido como Pu-erh, hay que rastrearlo en China. Se remonta hasta la dinastía Tang (años 618 a 907) y recibe ese nombre porque su recolección solía hacerse en la región de Pu-erh, al sur de Yunnan, China. El té rojo, en los primeros tiempos, solo era consumido por la nobleza china. Esta planta medicinal, que recibe el nombre de Camellia sinensis, debe pasar por un proceso de fermentación que va de 2 a 60 años para convertirse en el té rojo por todos conocidos. Según el tipo de barrica y el tiempo de fermentación de las hojas de té, así será la calidad final del té rojo.

El té rojo se ha hecho muy popular en el mundo occidental por sus propiedades para combatir la obesidad. Es una bebida que favorece la digestión de comidas ricas en grasas, nivela el colesterol “malo”, ayuda a prevenir infecciones, es desintoxicante y depurativo, refuerza el sistema inmunológico y coadyuva en el metabolismo hepático. Además, el té rojo es anti-cancerígeno y es excelente para reducir la fatiga y el cansancio acumulado. El té rojo, por lo demás, tiene un contenido de cafeína notablemente inferior al del café y al de cualquier otra variedad de té tradicional. Estaba bebida, igualmente, no está recomendada para personas con anemia o insomnio, como tampoco a niños, mujeres embarazadas y personas bajo tratamiento médico.

 

Hacer una infusión de té rojo es muy fácil. Para preparar una taza de esta bebida basta con 3 gr. de té rojo por cada taza de agua caliente a utilizar. Después de llevar a hervor, dejar reposar por unos 5 minutos y colar. Beber una taza todos los días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *