Ajenjo

    


La Artemisia absinthium mejor conocida como Ajenjo, es una planta medicinal de sabor muy amargo que posee grandes propiedades medicinales. Desde tiempos muy antiguos se utiliza el te de ajenjo para curar ciertas dolencias ya sean grandes dolores de estómago e intestinos, diarreas, problemas del sistema urinario, sistema respiratorio, dolores y atrasos menstruales, parásitos, mal aliento, contaminación con plomo, retención de líquidos, entre otras enfermedades.

Para realizar el té de ajenjo se pueden desecar trozos de la planta y conservarla en un lugar libre de humedad. Son suficientes de cuatro gramos a seis gramos de hierba en una taza con agua caliente para obtener un buen te, pudiendo utilizarse también para buches en caso de dolor de muelas. Para el uso externo pueden aplicarse cataplasmas con hojas de la planta sobre el vientre, esto es válido para casos de diarrea o vómitos.

El vino de ajenjo es utilizado como bebida aperitiva o digestiva. Se elabora dejando reposar sus flores en un litro de vino blanco preferentemente por un lapso de siete días. Se bebe una pequeña copa antes o inmediatamente luego de las comidas, dependiendo el fin para el cual se desee.

Es muy importante tener en cuenta que el consumo de esta planta debe ser sumamente controlado y limitado, ya que en exceso puede causar convulsiones, alucinaciones, temblores e insomnio. Deben abstenerse de consumir esta planta las mujeres embarazadas y lactantes, por su efecto abortivo y tóxico para el bebé.

 

Etiquetado con 

¿TE HA GUSTADO ESTE POST? Deja tu puntuación: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 3 votos
Puntuación media: 5,00 sobre 5
Loading ... Loading ...

Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *